martes, 9 de diciembre de 2008

Humo blanco...


Humo blanco...

Carta para: mis amigos de infancia -y para el señor Alfil- De: M. Suricato –o el caballo-

Las ideas revolotean en mi cabeza, recibo una cadena de una de mis amigas de escuela y aunque nunca he creído en las cadenas –tal vez y con costos en la religión de infancia- creo que el hecho de tener una perspectiva más clara de lo que viene es importante para mí. Claro que hay un costo de oportunidad –cualquier decisión que tome al respecto lo tendrá, más aun, mi inacción también-, pero el que no arriesga no gana y en cierta manera he estado esperando años para esto, es mi peregrinación personal la que ahora se pone de manifiesto y sé que las noches serán más largas que nunca.

Señor Alfil, usted es parte de esos proyectos de adolescencia y aunque no me ha hecho nada de gracia el que este llamando en las mañanas. Además usted sabe que esas maldiciones de pacotilla me las paso por donde le platiqué… así que déjese de niñerías, si tiene algo que comunicar hágalo por el blog o por correo electrónico –le prometo que yo mismo me pondré en contacto con usted, pero para ser sincero hacerlo en estos momentos sería lo mismo que la especulación fáctica-. Aún ocupo más tiempo para estabilizar ideas y créame que lo haré participe de mi plan. Más aún, nuestra reunión con el Ángel será una realidad, es todo lo que le puedo anticipar.

Arreglar los affaires, suena bien y es algo que tendré que hacer yo mismo, pero ya es algo más cercano que hace algunos años donde solo un recuerdo difuso existía en la consciencia colectiva e individual.

Nada de que preocuparse para los demás, simplemente ya definí el plan de lo que sigue. Horas de angustia generalizadas se antepusieron a la realización de este pre-proyecto y voilà!

Hay una escala en el viaje, tendré que recorrer miles de kilómetros, pero creo que todo irá bien. Me lo dijo una musa.

[Puellas deam Minervam laudant]

[Yo también lo he pensado…]

Fin de la comunicación, tal vez los que creen que estoy loco optarán por confirmar que estoy desquiciado, pero funciona y sé que la diosa Minerva y el resto del Olimpo son favorables al proyecto.

________________
Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva
Universidad de Costa Rica

No hay comentarios.: