sábado, 2 de enero de 2010

“Una tarde contigo”




“Una tarde contigo”

El tiempo, ahora no importa más, las voces gloriosas del ayer nos acompañan, tal himno que introduce victorioso la ceremonia luctuosa. ¿Adentro o afuera?, lo mismo da cuando es pronunciado después de la tormenta; la paciencia y el arte fraternal se conjugan en cada frase indescifrable para el burdo pensar; sin pensarlo tan siquiera se me escapa una palabra del límite de mis labios, no la pinto, no la admiro, sólo resuena en mi, es su eco traicionero y aprendo a escucharme y a decir realmente te quiero.

La palabra es gracias, gracias por estar ahí, por ser el alma y esencia, por contemplar la luna y conectarte en mágico viaje astral a pesar de la distancia.

Escapo a la realidad, escapo al pensar, escapo al sentir. Respiro la libertad entre poemas de aromas y fragancias, eres esencia en poemas de recuerdos, eres reencuentro, sangre y voluntad.

El lazo se fortalece con el pasar del tiempo y tras la tormenta, tú, la mente creadora, imaginativa y bella… yo, el soñador insanable que huye de lo banal y del destino fatal. Incongruencia que delimita nuestros tiempos, nuestros recuerdos, nuestras tardes, nuestros sueños…


Fernando Alejandro

No hay comentarios.: