miércoles, 11 de julio de 2012

Albatros



Albatros

Por: Pierrot

Del paraíso legendario austral hasta los trópicos; como esperanza venidera y la libertad ansiada. Ser libre y darle la libertad que se quiera a los pasos, lo cual no significa ser feliz. La felicidad, por su parte, no implica la falta de compromiso. El camino a Santiago está lleno de asaltantes y peligros.

Como besar la más risueña sonrisa de una joven, como alcanzar una ilusión. Un jardín de flores nuevas o de la guerra ser el vencedor. Así te añoro en sueños mientras me apodero de tu recuerdo, así tan lejos y tan cerca de mi piel.

Me pierdo entre nuevos amores e ilusiones, entre aires de cambio sensaciones por descubrir. Entre destellos de estrellas y rayos de sol. Miradas de niñas y deseos de amor.

A la discípula mía: le agradezco su confianza y admiración; por respeto y cariño sólo podré recordarla con estima y llevarla en el corazón, como a la historia de la dulce niña que descubrí sonriente entre un pantano, pero viva y llena de energía como el loto mismo.

Señorita, misión cumplida y ahora hay que emprender el vuelo. De mi parte no las olvidaré a ninguna de ustedes.