miércoles, 26 de septiembre de 2012

Poblamiento de América




El poblamiento de América tradicionalmente ha sido sinónimo de divergencias entre los criterios o teorías que intentan justificar la presencia de los aborígenes a la llegada de Colón al continente, la pregunta fue ¿cómo llegaron estos habitantes a América?

     La mayoría de tesis y fuentes tomadas en cuenta han apuntado clásicamente a una entrada por el estrecho de Bering,  sin embargo nuevos hallazgos señalan que el poblamiento podría haberse dado por alguna parte de Sudamérica, más aún, podría asimismo haberse dado en algún momento, una cohabitación simultánea de distintos tipos de hombre en el continente, tesis que se desprende del hallazgo del cráneo de Luzia en Brasil (referencia del vídeo documental trabajado en clase).

     Primordialmente, para hablar del poblamiento de América, los parámetros que se toman en cuenta son los restos humanos, las flechas y otras evidencias materiales de la presencia del ser humano como murales o pinturas de las cuales se valora su antigüedad con pruebas de carácter científico como el C-14. 

     Es importante recalcar que esto no explica en el sentido estricto “el origen” como tampoco responde a las preguntas: “¿por dónde ingresó el ser humano al continente?”, “¿ingresó o de alguna manera estuvo en comunicación continua con el continente?”, “¿sólo un tipo de homo habitó realmente o no el continente?” sino que, lejos de aclarar los dilemas, sólo son las tesis de los arqueólogos las que se sugieren a raíz de algunos indicios materiales, se intenta reconstruir la ruta del poblamiento del continente.

     Otro de los aspectos dejados de lado tradicionalmente es ¿cuál fue el medio utilizado para la entrada del ser humano en América? Algunos estudios señalan que por la inclemencia de las glaciaciones era improbable que se lograra atravesar el estrecho de Bering persiguiendo un bisonte, pues los gigantescos bloques de hielo prácticamente harían infranqueable el estrecho y atravesar lo que actualmente es Alaska y parte de Canadá.


     Entre las tesis más representativas, se sugiere entonces la incursión al continente por medio de balsas o canoas. Independientemente del medio o mecanismo utilizado, hasta hace pocos años la idea de la entrada y poblamiento del continente por el norte era prácticamente estandarizada e irrefutable por los expertos, pero empieza a considerarse la posibilidad factual de un ingreso y poblamiento a partir del sur, posiblemente a partir de islas de Oceanía aunque la comunidad científica no se ha pronunciado categóricamente al respecto.

     A continuación se mencionan los principales hallazgos, sugeridos y recapitulados por Earl Swamson  en los que se rescata parte de la periodización y antigüedad de las evidencias respecto al poblamiento de América:

     En la segunda mitad de la década de 1920, George McJunkin y J.D Figgins encontraron en Nuevo México huesos de bisonte (extinto al final de la glaciación) y una punta de sílex que lo habría matado. Este hallazgo es determinante para la época pues se concluye que el hombre en el continente americano tenía presencia al menos diez mil años antes de nuestra era.

    También en Nuevo México, en la década de 1930 se encontraron yacimientos de huesos de animales junto a puntas de proyectil. Al estar por debajo de la capa geológica donde se habían encontrado las evidencias anteriores, se determinó que estos hallazgos databan al menos de 12 000 aC y llevaría a pensar en una entrada al continente en sentido norte a sur, es decir, por Bering idea que se generalizó.

     En la década de los 40 varios yacimientos de huesos en Estados Unidos fueron sometidos al carbono 14 y se señaló una antigüedad que remontaría posiblemente al 29 000 aC, sin embargo esta datación fue puesta en duda por varios arqueólogos.


     En 1971 se estudió un cráneo antiguo denominado “el cráneo de los Ángeles” que sugiere la presencia del ser humano en el continente 25 000 aC. Sin embargo nuevamente muchos estudiosos no aceptaron esta prueba, pues el cráneo había estado almacenado en un museo desde 1936 y se podrían haber alterado sus características esenciales.

     En 1974 se estudian unos huesos encontrados en el Pacífico norteamericano. Se sugiere que la presencia del ser humano en América es más antigua de lo que se creía, se apunta a una antigüedad de 48 000 aC  esta antigüedad también han sido puesta en duda por estudiosos y expertos. En Texas se encontraron raspadores y cuchillos de piedra. Se sitúa el poblamiento de América entre 35 000 y 25 000 años, sin embargo siguen siendo inferencias discutibles. 

    En una cueva de la Isla Príncipe de Gales se encontraron plantas y animales en el área. Asimismo se encontró un esqueleto humano. La zona era adecuada para el asentamiento y se determinó que la dieta de los pobladores era primordialmente basada en mariscos.       
   
    Posteriormente en unas  islas de California, en Estados Unidos se da el hallazgo de huesos humanos y pruebas del uso de botes en estas poblaciones. Se consideran de los restos humanos más antiguos del continente con una antigüedad comprobada de 13 000 aC.

    Otros hallazgos importantes se darían en los valles de los ríos Yukón, Old Crow y en California: conjuntos de herramientas, pre-puntas de proyectil entre otros que sitúan la antigüedad del ser humano en el continente entre 23 000 aC – 14 000 aC.

     Hasta este punto, es interesante recalcar que la mayoría de hallazgos hacen referencia o apuntarían a que la evidencia del ser humano más antiguo registrado hasta entonces en el continente se encuentra o encontraría en Estados Unidos, muchos intelectuales llegaron a cuestionar políticamente esa particular recurrencia aludiendo a intereses meramente políticos, lo cierto del caso es que posiblemente sea en Estados Unidos donde se hicieron la mayor cantidad de estudios e investigaciones, donde se invirtió más presupuesto y se financiaron las investigaciones arqueológicas más completas a nivel continental.
    
    En la década de 1970 se encontraron restos humanos en Suramérica. Estos hallazgos arqueológicos corresponden al Paleolítico suramericano. 20 000 aC  y se dieron en el valle de Ayacucho y en la cueva de la Pulga. 

    También en la década de 1970 se estudió el desarrollo de puntas de proyectil, de las culturas de “útiles de lasca” y “utensilios sobre lámina de piedra y hueso”. A pesar de no existir acuerdo entre considerar propiamente una cultura o simplemente industrias desarrolladas para el aprovechamiento intensivo de recursos sin connotación cronológica. Las dataciones corresponden a 25 000 – 16 000 aC para los útiles de lasca y 16 000 – 12 000 aC para los utensilios de lámina y hueso.

    Dentro de los restos humanos no procedentes de EEUU, tenemos asimismo los de Tepexpán, Lagoa Santa en Brasil, junto a ellos también se encontraron puntas de proyectil. La antigüedad se plantea entre los 12 000 a 10 000 aC, estos restos son contemporáneos de la megafauna existente en las etapas finales del Pleistoceneno.
    De vuelta a los Estados Unidos se tiene en las  Montañas Rocosas puntas de proyectil, a las cuales se les ha llamado puntas de pedúnco.

    Se dieron también varios hallazgos aislados correspondientes al Valle de Tehuacan y al Estado de Tamaulipas en México de puntas de proyectil consideradas de las primeras de la industria lítica Se cree que estas puntas fueron las predecesoras de los estilos que se difundirían en América del Sur.

    En el yacimiento del Jobo en Venezuela se encontraron puntas junto a restos óseos de fauna ya extinta, se dataron entre 14 000 a 10 000 aC

       En Chivateros y Laguna de Tagua en Perú y Chile se encontraron puntas de proyectil sometidas a las pruebas de carbono 14 las cuales señalan una antigüedad de 13 000 aC. 

   Por su parte, en Arizona y Nuevo México se encontraron otras puntas de proyectil, con una antigüedad que  no rebasa los 13 000 aC

    Fueron analizados además yacimientos en Colorado, Nuevo México, México Centroamérica y Suramérica entre 1926 y 1929, se estudian las puntas Folsom las cuales no aparecían en asociación con los animales cazados con las puntas Clovis, estas puntas Folsom se caracterizaron por un desarrollo elevado del hueso y del asta. Los análisis apuntan a una datación de unos 11 000 aC.

    Al extremo sur de Suramérica, Perú y Ecuador Se desarrolla cultura especializada en puntas bifaciales con una datación aproximada entre 11 000 – 6 000 aC.

    En Sudamérica, específicamente en Laurichocam Chivateros, el Jobo y Ayampitín se fabrican puntas usando las técnicas de presión y percusión, las cuales datan de 8 000 – 7 000 aC.

    Finalmente considérense, no menos importantes, las manifestaciones artísticas como grabados y pinturas de los Grandes Lagos, Baja California, Toquepala y Lauricocha en Estados Unidos, México, Perú y la Región Andina. En general, se pasa de expresiones artísticas elementales como manos a composiciones elaboradas como danzas ejecutadas con una concepción realista de humanos y animales.

    Parece difícil aceptar la idea de un poblamiento a partir del sur del continente desde el punto de vista del ingreso por vía marítima, sin embargo no es un hecho del todo imposible, algunos investigadores se han  aventurado un poco más y han señalado que el poblamiento por el norte también es poco verosímil dadas las condiciones climáticas extremas, pero hasta ahora lo que hay son teorías y seguirá faltando una evidencia contundente que responda a las interrogantes: ¿cómo, cuándo y por dónde se dio el poblamiento del continente? Y en caso de aparecer nuevos indicios, posiblemente se responda sólo la fecha aproximada y no las preguntas de fondo al respecto.

    Lo que se rescata con la reseña de Swamson es el que las investigaciones sobre antigüedad del ser humano en el continente americano remontan hacia una fecha muy anterior a la que cualquiera de los cronistas españoles pudiera haber hecho inferencias, más aún la entrada del ser humano en América pudo ser contemporánea a la aparición del mismo homo sapiens en Europa y Asia, aunque para esto sean necesarias mayores pruebas.


[1] Swamson, Earl et al. América Antigua I,  Barcelona: Ediciones Folio, 1994, pp 55 -72

miércoles, 19 de septiembre de 2012

viernes, 14 de septiembre de 2012

En el horizonte infinito...



En el horizonte infinito...

Para Jade:

¡Dame tu mano, luna hermosa!

"Sin ideas, descontrolado y con la única esperanza
del retorno a esa isla jamás mencionada.
Es necesario hacer lo que se debe hacer y hacerlo bien".


♫Olvidá las desolaciones y tristezas
Disfrutá alegrías y reflexiones
Guardá tu vida, tus fuerzas
y dejá atrás las preocupaciones.

Hacelo hoy, sentí la brisa del viento
Entre tus níveas curvas el musitar
Por ser ahora ese momento,
Viví tu libertad, tu libertad de amar.

Si se me van tiempo e ideas
Perdoná osadía y desconsuelo
Porque entre mares de estrellas
Sos vos el lejano anhelo. ♪

La Luna con su vestido de diamantes, imponente domina sobre el horizonte. De las viejas hazañas hoy perdidas entre viejos pergaminos amarillentos y olvidados en un cajón, para el errante viajero ya de todo eso, de todo eso no queda nada. Sólo recuerdos, postrimería y añoranzas de casa.

Noche eterna, vencida y desconsolada. No más círculos habrá, cuando la Patria se alcanza. La Gran Guerra terminó y vivir es un trofeo taciturno: obstáculos, asechanzas, historias escritas en libros de arena, carreras forjadas en un laberinto móvil e hilos de esperanza que brillaron aludiendo directamente a la amada lejana.

No hay más Laureles ni coronas de gloria, las medallas no existen más que en la sangre derramada de quienes compartieron los campos lúdicos de antaño. Hoy, el sol brillará en el horizonte cuando el alba penetre, sin la mayor algarabía, por la senda del destello que deja la gota de rocío en un tulipán solitario.

No podría el caminante declamar aún, ni las historias del Aedo ni los cantares de la Alondra. Sólo estima que en el tiempo el Espíritu hablará por la Raza, cual Odisea jamás pensada.

Pierrot de la Luna

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Machu Pichu, mega estructuras antiguas



    Situada empinada montaña de la cordillera de los Andes, la ciudad en el cielo cuenta con varios templos relacionados con el sol. La pregunta es ¿por qué alguien escogería construir en un terreno tan complicado? La respuesta conduce a la figura de Achacuti, transformador de la tierra quien conquista naciones vecinas y logra la consolidación del imperio  que se extiende a lo largo de la costa pacífica del sur, de este modo los incas pasan de potencia regional a gigantesco imperio que se extiende desde Colombia hasta Chile y Argentina.

    Toda una obra maestra de la ingeniería militar, la ciudad se crea para demostrar el estatus. Al buscar posibles respuestas del ¿por qué de Machu Pichu? Se debe remontar a las creencias naturales de los incas, el emperador inca era considerado casi un dios, de origen divino, dedicado a la actividad religiosa e hijo del sol. Machu Pichu se construye conceptualizada como eje del mundo, delimitada por las montañas sagradas y la Cruz del Sur cuya orientación significa para los antiguos el comienzo de las cosechas, de este modo se preserva la comunión con los dioses a 2450 m con un emplazamiento de roca fracturada, cubierta de selva y construida apenas con herramientas primitivas.

     Machu Pichu se encuentra en una cordillera desigual, formada por granito fracturado y que recibe 200 cm lluvia al año en la ladera, su ubicación la hace propensa a terremotos y deslizamientos de tierra. Ante esa situación, los incas idearon la solución que fueron las terrazas, estas ocupan una docena de campos de fútbol, moldean el campo, permiten cosechar y cultivar de modo tal que las paredes de las terrazas absorben el calor del sol durante el día, durante la noche protegen las cosechas con el calor guardado. Además la terraza protege de erosión, se dice que el 80 % de Machu Pichu es subterráneo, en ese sentido las rocas más grandes se encuentran en el fondo y las pequeñas en la parte superior, lo que permite el lento filtrado del agua, previene la erosión y garantiza el drenado de canales sin causar daño en el valle.

    Para su construcción se usaron rocas entre 15-20 toneladas que debían ser subidas sólo con la mano de obra humana, tejidos de fibras animales y vegetales, posiblemente para arrastrarlas retiraban el exceso con piedras con un martillo, el fondo de la roca era aplanado también y se piensa que piedras pequeñas ayudaban a deslizar la roca, la cual era montada sobre dos escaleras a manera de trineos en terrenos empinados y ásperos hasta que la desplazaban.

     Se piensa que existió la fijación de impuestos, que era pagada con trabajo físico, las terrazas más bajas tendieron a derrumbarse y algún sismo las dañó severamente, pero los  equipos de trabajo repararon el daño, crearon un canal de desagüe sobre las terrazas dañadas y evitaron que los torrenciales dañan las bases la estructura o que esta cediera, crearon también tubos de descarga que desvían el agua hacia la selva tropical.

    Los incas trabajan con la naturaleza, resaltaron el contorno de la tierra y sólo quedan las rocas, se cree que los techos de paja debían ser fijados con algún mecanismo, encontraron solución en la roca misma, las 170 estructuras de sección urbana, ventanas y puertas moldeadas en roca, remontan apogeo poder cultural inca con un sofisticado ensamblaje de piedras sin usar el cemento, la piedra sólo cambia de color en la unión. La técnica consiste en el uso piedras de granito para guiar las áreas que se debían tallar, no hay ángulos rectos, el ajuste es perfecto en todo el lugar, tallando y ajustando cuantas veces fuera necesario sin importar el trabajo por medio del contorneado.

     La disposición harmónica de las piedras tenía una explicación, para que les dieran forma sostenían las piedras en el aire apoyadas con un par de troncos. En la  edificación especial se crea un semicírculo que refleja la luz de manera misteriosa, se encuadra con la ventana a la salida del sol en el solsticio de invierno, se cree entonces que este templo fue usado como observatorio solar Templo del sol, en su parte inferior oscura se encuentran pistas enigmáticas que desconciertan.

    Alrededor de esta cueva natural que adornaron se encuentra el sepulcro Pachamama, la madre tierra sacaron bloque tierra, adicionalmente tallaron un reloj de arena en el lugar ceremonial. Se considera importante en la medida en que tal vez se trataba de un mausoleo real, los incas no se preparaban para resurrección ni la vida posterior.

    Las momias eran invitadas de honor, del paso del río Urubamba los incas aprovecharon el agua y la canalizaron, hicieron desagües y nichos que tal vez eran ceremoniales. Para los incas el agua era sagrada, el control de agua, los incas consideraron que dominaban la piedra, la tierra y el sol cuando con los equinoccios el sol se posa en la escultura, se decía que este era atado para evitar que se alejara durante los solsticios.

     Se dieron Varios hundimientos graduales en un templo, asimismo la mayor amenaza españoles quienes arrasaron el imperio y además trajeron la peor de las enfermedades: la viruela. Al ser abandonado el centro algunas construcciones no alcanzaron a ser terminadas. Bajo la dinámica de una ciudad cambiante como lo sería actualmente Nueva-York Machu Picchu quedó sin terminar, de esta forma la ciudad desaparece durante 400 años hasta que un arqueólogo americano la descubrió tras abrirse camino entre la selva y tropezar con una pared de piedra…

Fuente:
Vídeo de la National Geographic sobre 
Machu Pichu y las mega estructuras antiguas