viernes, 14 de septiembre de 2012

En el horizonte infinito...



En el horizonte infinito...

Para Jade:

¡Dame tu mano, luna hermosa!

"Sin ideas, descontrolado y con la única esperanza
del retorno a esa isla jamás mencionada.
Es necesario hacer lo que se debe hacer y hacerlo bien".


♫Olvidá las desolaciones y tristezas
Disfrutá alegrías y reflexiones
Guardá tu vida, tus fuerzas
y dejá atrás las preocupaciones.

Hacelo hoy, sentí la brisa del viento
Entre tus níveas curvas el musitar
Por ser ahora ese momento,
Viví tu libertad, tu libertad de amar.

Si se me van tiempo e ideas
Perdoná osadía y desconsuelo
Porque entre mares de estrellas
Sos vos el lejano anhelo. ♪

La Luna con su vestido de diamantes, imponente domina sobre el horizonte. De las viejas hazañas hoy perdidas entre viejos pergaminos amarillentos y olvidados en un cajón, para el errante viajero ya de todo eso, de todo eso no queda nada. Sólo recuerdos, postrimería y añoranzas de casa.

Noche eterna, vencida y desconsolada. No más círculos habrá, cuando la Patria se alcanza. La Gran Guerra terminó y vivir es un trofeo taciturno: obstáculos, asechanzas, historias escritas en libros de arena, carreras forjadas en un laberinto móvil e hilos de esperanza que brillaron aludiendo directamente a la amada lejana.

No hay más Laureles ni coronas de gloria, las medallas no existen más que en la sangre derramada de quienes compartieron los campos lúdicos de antaño. Hoy, el sol brillará en el horizonte cuando el alba penetre, sin la mayor algarabía, por la senda del destello que deja la gota de rocío en un tulipán solitario.

No podría el caminante declamar aún, ni las historias del Aedo ni los cantares de la Alondra. Sólo estima que en el tiempo el Espíritu hablará por la Raza, cual Odisea jamás pensada.

Pierrot de la Luna

No hay comentarios.: