sábado, 14 de diciembre de 2013

Una aproximación al concepto de ecología: ecología, ambiente y niveles de organización ecológica.


Una aproximación al concepto de ecología: ecología, ambiente y niveles de organización ecológica.






 


Por: Alejandro León Avelar.



"La tierra es suficiente para todos, 
pero no para la voracidad de los consumidores"
-Gandhi


     El concepto de ecología tradicionalmente se ha referido al estudio de la contaminación y la preservación del ambiente, pero es evidente que ecología abarca muchos otros campos y se relaciona con otras áreas, partiendo de la complejidad de los organismos y sus interacciones con el ambiente en la vida cotidiana. Más aún, una visión simplista podría invisibilizar la acción humana y evadir de alguna manera cualquier responsabilidad o toma de compromiso en lo que respecta al daño ambiental causado por varias generaciones a la Madre Tierra, Pachamama o Gaia, denominaciones con las que las distintas culturas se han referido a nuestro planeta, único hogar que tenemos los seres humanos y demás especies que en él habitamos.

     Entonces definir ecología puede ser un tanto complejo, pues siempre se corre el riesgo de obviar elementos participantes, o en su defecto dar definiciones un tanto simplistas.

     Según el diccionario de la RAE en su 22a. Edición, las 3 acepciones propuestas para la palabra "ecología" son:

Ecología.(De eco- y -logía) 1.1. f. Ciencia que estudia las relaciones de los seres vivos entre sí y con su entorno.2. f. Parte de la sociología que estudia la relación entre los grupos humanos y su ambiente, tanto físico como social.3. f. Defensa y protección de la naturaleza y del medio ambiente. La juventud está preocupada por la ecología.(Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española,Edición número 22)


     En lo personal no me parece que la ecología se pueda entender en toda su amplitud sólo con referirse a la defensa o a la protección del medio que realizan los diversos grupos y sectores de la sociedad. Ni siquiera me parece que se deba delimitar su extensión a una definición de bolsillo y que eso sea lo correcto para un concepto que implicaría categorizaciones hasta del modo de vida e interiorización personal. Sí, comparto que tenga que ver con la relación entre los humanos y el ambiente tanto físico como social, pero considero que faltan muchas áreas con las que se interrelaciona la ecología y más aún, sería difícil pensar en alguna actividad que en forma directa o indirecta, no tenga algún tipo de contacto o influencia con el tema ecológico. De la primera acepción, sí es una ciencia y se da el objeto de estudio: "los seres vivos y su entorno" pero no se habla del daño que como especie "pensante" y "racional" le hemos causado al planeta, por lo que dicha definición deja por demás muchos vacíos contextuales al respecto de la verdadera significancia del tema ecológico.

     Me gustaría ampliar por lo menos la parte de los alcances del tema ecológico, en tanto hablar de ecología implica fundamentalmente la toma de decisiones, la acción contundente, el uso responsable de los recursos, la concienciación desde las edades tempranas así como la continuidad en las edades siguientes (familia, sociedad y escolarización, sin que sean excluyentes entre sí), la intervención política, la economía y hasta las creencias individuales, costumbres o modos de vida; consideremos por ejemplo las adaptaciones que tendría que hacer la humanidad como conjunto en un futuro próximo, con los efectos negativos o consecuencias ambientales que podrían ser irreversibles, pensemos entonces en: la desertizacion, la deforestación, la lluvia ácida, la sobrepoblación, los problemas con la capa de ozono, la inminente invasión de los cultivos transgénicos y la eventual crisis alimentaria, la eliminación o exterminio de las especies endémicas, los problemas con el agua (tanto la contaminación como los problemas de escasez en muchas regiones del planeta), la contaminación del aire, entre muchos otros posibles o derivados de estos como desigualdad social como hambrunas, guerras o pandemias.

     Así pues, referirse a la ecología implica muchas aristas dentro de los intereses de la humanidad no sólo en escalas político-económicas por demás evidentes. Inclusive a nivel filosófico tendríamos que cuestionarnos si nos interesa la ecología por una actitud o sentimiento altruista y desinteresado en sí mismo o realmente si nos preocupa porque ya hemos llegado a un punto de no retorno, un cruce de Rubicón, donde no es más posible seguir adoptando los patrones antiguos de producción en masa, exterminio de las especies y otras conductas despóticas, prepotentes, antropocentricas y poco amigables con el medio.

     El punto al que quiero llegar es que prácticamente todo está relacionado con la ecología o la ecología repercute en prácticamente todo y si lo vemos a nivel individual bastaría con un ejemplo: si no disponemos de un vaso de agua, o el aire que respiramos está contaminado como especie estamos destinados a la autoextinción, además del aniquilamiento de todas las demás especies animales. Curioso resulta de la situación anterior, que sólo el ser humano como especie  se ha dedicado a destruir el lugar donde vive.

     Este punto de las problemáticas arraigadas al tema ecológico y al abuso que el género humano ha hecho del medio, se ve más evidenciado en la siguiente definición propuesta por el biólogo alemán Ernst Haeckel y que apareció en un trabajo de 1870:


"(referido a la ecología).... es el conjunto de conocimientos referentes a la economía de la naturaleza, la investigación de todas las relaciones del animal tanto con su medio inorgánico como orgánico, incluyendo sobre todo su relación amistosa u hostil con aquellos animales y plantas con los que se relaciona directa o indirectamente. En una palabra, la ecología es el estudio de todas las complejas interrelaciones a las que Darwin se refería como las condiciones de la lucha por la existencia"

(Encontrado en: 

http://www.jmarcano.com/nociones/quees.html )

Sobre el ambiente y la organización ecológica 


     Todos los organismos se insertan en un medio ambiente específico, a su vez tenemos que un ecosistema está constituido por diversos factores ambientales capaces de actuar directamente sobre los organismos.

     De acuerdo con (Vences, 2011) podemos entender por ambiente, todos aquellos factores que rodean al individuo u organismo. Para dicha autora, los factores se dividen en abióticos (compuestos físicos u químicos que rodean a los seres vivos) y bióticos, que se definen como todos los seres vivos localizados en un lugar determinado y que por la función que desempeñan se pueden dividir en productores, consumidores y desintegradores. Dentro de los factores abióticos tenemos por ejemplo los energéticos, como la solar o la química, los climáticos como la temperatura, la humedad, el oxígeno y el dióxido de carbono y hasta los sustratos como nutrientes o el PH (grado de alcalinidad o acidez de los suelos o de las sustancias).

     Tomemos por ejemplo al Solitario George de las Islas Galápagos de Ecuador, la última tortuga gigante de su especie (Chelonoidis abingdonii) que murió el 24 de junio del 2012 aproximadamente a los 112 años de edad. En este caso, todo lo que interactuaba en las islas con la tortuga corresponde al ambiente, mientras que el individuo u organismo era la tortuga, valga decir que con la muerte del último individuo, se contempla su extinción. 

     Muchos son los casos que podríamos mencionar para ejemplificar el ambiente, pensemos en el más concreto de todos, el ser humano dentro de una comunidad específica, una anemona en el fondo del océano o un árbol de caucho en el Amazonas. Además, las interacciones de dicha comunidad y de los individuos que la conforman no están aisladas en sentido alguno, podríamos pensar en flujos continuos con otras comunidades, con otras especies y otros sistemas.

     Según los ecólogos modernos (Begon, Harper y Townsend, 1999) y (Molles, 2006), la ecología puede ser estudiada a varios niveles o escalas, siendo estos: organismo, población, comunidad, ecosistema y biosfera.

     Para ejemplificar los niveles de organización ecológica partamos del nivel molecular: átomos de oxígeno e hidrógeno que al combinarse en una proporción de dos a uno forman la molécula de agua, si pensamos a nivel de célula podríamos diferenciar por ejemplo su núcleo, de una organela o de un retículo endoplasmático, la idea es que varias células conforman un tejido y el conjunto de tejidos da forma al músculo que junto con el hueso conforman la estructura del organismo que es el lobo,  varios lobos forman una población específica que al interactuar con árboles conejos y otros elementos conforman la comunidad, el conjunto de comunidades en interacción entre seres vivos y ambiente inerte da lugar a lo que es el ecosistema y dentro del nivel planetario entendemos la biósfera.

     Otro ejemplo más simplificado podría ser el de un conejito albino (dicho rasgo hipotético es simplemente para distinguirlo), que se encuentra en una población no albina, junto con otros seres vivos y elementos interactúan en comunidad, de modo que las distintas comunidades conforman el ecosistema y a su vez los ecosistemas dan sentido al todo, entendido como la biósfera.

     A modo de conclusión, de un tema tan vasto que tal vez ni siquiera estemos alcanzando a introducir con el presente escrito, consideremos que como lo sugiere Leonardo Boff para alcanzar el verdadero equilibrio, sería conveniente hablar de la interdependencia de los objetos, de las especies y con mayor razón de los seres vivos (Boff, 2011).

     Lejos de lo que se planteaba antiguamente, no se trata de dominar la naturaleza sino de saber cómo convivir en ella como seres bioaprendientes y biodependientes, habitantes de la Tierra y en equilibrio con las demás formas de vida, se trata de desarrollar entonces una visión biointegradora y bioconservadora del mundo en que vivimos.

     Pensar en ecología es entonces pensar desde una perspectiva ética, en el tipo de incivilización destructora del medio ambiente, que hemos planteado hasta la actualidad y sobre todo en cómo nos hemos proyectado como especie "racional", más allá de esto, reaccionar y cambiar lo que estamos haciendo mal si todavía estamos a tiempo.

Referencias bibliográficas
Begon, Michael; Harper, John Lee; Townsend, Colin R. (1999) Introducción a la Ecología: individuos, poblaciones y comunidades. Barcelona: Omega.
Boff, Leonardo. (2011) Ecología: grito de la tierra, grito de los pobres. Madrid: Editorial Trotta, S.A.
Molles, Manuel C. Jr. (2006) Ecología: Conceptos y aplicaciones.  Madrid: McGraw-Hill.
Vences, Guillermina. (2011) Introducción a la ecología. México DF. Editorial del Colegio de Bachilleres.  
¿Qué es la ecología? (s.f.). Recuperado el 6 de setiembre del 2013, de http://www.jmarcano.com/nociones/quees.html 

No hay comentarios.: