martes, 10 de febrero de 2015

¿Por qué viaja tanto don Luis Guillermo Solís Rivera?


1. Es la forma más barata de conocer el mundo. Viaje ahora, viaje feliz, viaje contento y si le preguntan diga que va a conseguir inversores internacionales, al fin y al cabo el Estado Costarricense paga todo.

2. Es una buena forma para mantenerse alejado de los problemas locales y de las críticas.

Seamos sinceros: puede ser muy engorroso intentar resolver las tortas e incendios locales como prometió, mejor sigamos culpando al PLN como siempre y a la coyuntura internacional.

(REPITA 15 VECES: TODO ESTÁ MUY BIEN).

3. En campaña no tenía un equipo para dirigir este país, y aún no lo tiene, por eso al no tener realmente en quien confiar, ni un partido consistente, sólido, con ideología o plan de trabajo serio, piensa que es mejor hacerlo todo por él mismo, por eso va a arreglar los problemas desde afuera, para que nadie lo cuestione o se interponga con esas críticas tan molestas desde adentro.

4. Quiere ver cómo se gana un premio Nobel, si don Óscar pudo quién quita y él en uno de sus viajes termina dando el bomberazo ante alguna crisis internacional, nunca se sabe, hay que insistir y viajar...viajar.

5. Como somos al país más feliz del mundo y para no desentonar, él es feliz viajando. Viajando se conocen otras lenguas y otras culturas, no lo cuestionen, necesita aprender de otros países prioritariamente, para así solucionar los problemas locales. No tenía ni la más mínima idea de en lo que se estaba metiendo, total es diferente verla venir que bailar con ella.

Y lo más importante:

6. Va a avisarle a los otros países que: "Con Costa Rica, NO se juega".