viernes, 24 de julio de 2015

Simón Bolívar, por una reivindicación necesaria.


Siempre me ha asombrado la brecha entre el pensamiento del maestro Simón Bolívar y cómo los chavistas han convertido su imagen y su leyenda en un culto personalista, que sirve de reclinadera para los nuevos charlatanes de la izquierda pseudo revolucionaria, no hay siquiera rubor en aludir a sus discursos, a su imagen, ni a su elocuencia... atrás se dejan nociones elementales y su comprensión elemental: Patria Grande, Libertad, Justicia, Estado, Poder, Esclavitud... en fin, el uso indiscriminado de la figura del Libertador pervierte la historia y se camufla entre las sombras de las mentes mediocres que jamás entendieron sus palabras.

Dejo algunos pensamientos de Bolívar, considero que después de la caída de Maduro y la instauración democrática en Venezuela, será sin dudas uno de los personajes que se debe reivindicar en toda su dimensión ética y valía.

"La justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad".

"Los empleos públicos pertenecen al Estado no son patrimonio de particulares, ninguno que no tenga probidad, aptitudes y mecanismos es digno de ellos".

"Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos".

"Nuestras discordias tienen su origen en las dos más copiosas fuentes de calamidad pública: la ignorancia y la debilidad".

"Los beneficios que se hacen hoy, se reciben mañana, porque Dios premia la virtud en este mundo mismo".

"Las buenas costumbres, y no la fuerza, son las columnas de las leyes; y el ejercicio de la justicia es el ejercicio de la libertad".

"Más que por la fuerza, nos dominan por el engaño".

"Dios concede la victoria a la constancia".

"Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido".

"Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos".

"Para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios".

"Juro por el Dios de mis padres, juro por mi patria, juro por mi honor, que no daré tranquilidad a mi alma ni descanso a mi brazo, hasta no ver rotas las cadenas que oprimen a mi pueblo por voluntad de los poderosos".

"Usted formó mi corazón para la libertad, para la justicia, para lo grande, para lo hermoso. Yo he seguido el sendero que usted me señaló"
(1824, a su maestro Simón Rodríguez).

No hay comentarios.: