martes, 1 de diciembre de 2015

Un acercamiento al fracking: perspectiva para América Latina.



Por: Jessica Canales, Katherine Fernández, Julián Araya, Fernando Castro y Fernando León.


Fracking ó Fracturación Hidráulica.

Pregunta de investigación

¿Cuáles han sido los impactos derivados de la práctica del fracking en los Estados Unidos y en Latinoamérica durante el período 2005-2015?

Justificación

Mediante el presente trabajo de investigación se busca profundizar en los diversos aspectos relacionados con el “novedoso” y relativamente “reciente” proceso de extracción de gas y petróleo conocido como fracking.

El punto principal por el cual en nuestro trabajo de investigación posee una significativa importancia dados los efectos que este tipo de procedimientos implementado directamente sobre el subsuelo, que de hecho puede afectar y afecta el medio ambiente. La “novedosa técnica” consiste; según Bacchetta (2013), en perforaciones:

Se perfora la tierra verticalmente hasta 3.000 o 4.000 metros de profundidad, luego se realizan hasta seis perforaciones horizontales de uno a dos kilómetros de longitud y se inyecta a alta presión una mezcla de hasta 30 millones de litros de agua, centenares de toneladas de arena y decenas de miles de litros de productos químicos no revelados por las empresas para extraer petróleo y/o gas de las grietas generadas en lutitas, rocas impermeables de esquisto o pizarra” (Bacchetta 2013, p.61).

A simple vista puede observar que un procedimiento de tal magnitud no puede ser beneficioso para el medio ambiente, tanto por la fractura del suelo, como de los químicos utilizados en el proceso en esta que evidentemente podrían ser perjudiciales tanto para la conservación del suelo y de la pureza y protección de los mantos acuíferos. Claramente Bacchetta menciona que luego del procedimiento, a la superficie vuelve:

hasta 50% del fluido inyectado, junto con el petróleo o metano extraído del esquisto”. Una vez separados los hidrocarburos obtenidos, se desecha un efluente tóxico que, además de los componentes originales, contiene elementos radioactivos y otros carcinógenos probados presentes en la roca. “Mientras tanto, desde el subsuelo se contaminan tierras fértiles, aguas subterráneas y superficiales, e incluso se han verificado sismos debido a que los fluidos inyectados a alta presión provocan el movimiento de fallas de la corteza terrestre” (Bacchetta 2013, p.62)

Baccheta, en estos pequeños párrafos deja muy claro el impacto que esta práctica representa para el medio ambiente. También entraría en juego la salud del ser humano; así, según lo indica Robert Jackson, catedrático de Medio Ambiente de la Universidad de Duke en el artículo de la National Geographic titulado El Fracking, un posible peligro para la salud:

poco después de cambiar la calidad del aire aparecerían más síntomas de asma. Sin embargo, otras enfermedades, como el cáncer, se desarrollarían años más tardes de la exposición y otras, más raras, necesitarían estudios muy complejos para detectar su aumento”.

Claramente se ve el impacto que podría causar en la salud de los seres humanos, por lo que se presenta un tema de suma importancia y de interés para todos. Entonces, si tan evidente es el daño que se causa al ambiente; ¿porque son permitidos cada vez más este tipo de procedimientos, principalmente en Estados Unidos y América Latina?. Es aquí donde entra otro punto de vital importancia de nuestro trabajo de investigación; el cual está relacionado con los intereses tanto de las empresas multinacionales que practican este tipo de procedimientos, como de los gobiernos de los diversos países que las aceptan y les brindan facilidades para su práctica.

Esto se debe de ver desde diversas perspectivas para poder entender todo el trasfondo de este tipo de actividades y de los intereses ocultos que se manejan. También, según Bacchetta (2014, p.61), entender porque en países como Francia y Bulgaria este tipo de procedimientos han sido prohibidos

Objetivo general

Analizar los impactos de derivados de la práctica del fracking en los Estados Unidos y en Latinoamérica durante el período 2005-2015.

Objetivos específicos

Determinar los intereses asociados a la práctica del fracking en los Estados Unidos y en Latinoamérica durante el período 2005-2015.

Identificar las relaciones entre gobiernos y compañías dedicadas a la fracturación hidráulica en los Estados Unidos y en Latinoamérica durante el período 2005-2015.

Determinar las posibles consecuencias e impacto ambiental provocado por la actividad extractiva y de perforación profunda para la región latinoamericana.

Capítulo I
Fracking, intereses en torno
a la fracturación hidraúlica.


El fracking a pesar de ser un término relativamente nuevo ha sido un tema contemplado desde décadas anteriores incluso se puede constatar cómo ha cambiado su concepción a través del tiempo. Las primeras aplicaciones de técnicas precursoras del "fracking" pueden ser verse desde 1860:
“…cuando en varios estados del este de Estados Unidos se usaba nitroglicerina, primero líquida y luego sólida, para estimular la producción de petróleo en rocas someras de alta compresibilidad. A pesar del riesgo y, en general, el carácter ilegal de la actividad, la técnica, conocida como el "disparo", fue de alta efectividad para incrementar la producción en pozos de petróleo” (Bustos 2013, p4).
Se logra ver como el mayor impulsor para la utilización de esta técnica es la extracción de petróleo, además de que es una de las formas más económicas a pesar de que han variado como se demuestra en la siguiente cita:
La relación costo vs beneficio del "fracking" ha variado desde sus inicios; con costes de aproximadamente 900 USD en los años cuarenta por pozo y producciones de 150 bpd, hasta el presente, donde los costos ascienden hasta los seis millones de dólares, por “competición” de pozo, pero con caudales de hasta 150.000 bpd” (Bustos 2013, p.4).
A pesar de que los costos han variado conforme paso el tiempo el fracking es una de las técnicas más factibles para países como Estados Unidos, con el siguiente grafico se puede ver lo productivo que sigue siendo:
la gran diferencia con respecto a la mayoría de los países radica en que EEUU los recursos minerales pueden ser poseídos en sentido estricto no solo por el gobierno federal sino por personas físicas”(Hernandez 2014, p.61).
Las leyes también facilitan el fracking ya que no solo el Gobierno posee exclusividad de recursos, por lo que existen personas las cuales pueden aumentar sus riquezas si logran explotar este recurso adecuadamente.
Se puede ver como Estados Unidos es uno de los grandes países que utilizan esta técnica:
Los datos procedentes del monitoreo de distintas áreas productoras, entre las que se encuentran las de Estados Unidos con varios miles de pozos realizados empleando esta técnica” (Bustos 2013, p.40).
Algunos de los grandes desafíos que se dan en el fracking por ejemplo es la utilización de agua en muchos casos como en los Estados Unidos se puede utilizar agua sin dañar a la población a pesar de ser un recurso agotable, pero no solo es la cantidad de agua sino el baño que se le produce.
Pero en otros lugares se da una preocupación ambiental como por ejemplo en América Latina la mayor preocupación es:
la explotación no convencional o empleo de “fracking”, es su impacto sobre el agua, tanto por los grandes volúmenes de agua consumida durante el proceso de fractura hidráulica, como por el riesgo de contaminación de aguas subterráneas y acuíferos, especialmente a nivel de la capa freática (Bustos 2013, p.42).
Además que con el fracking posible contaminación de acuíferos por la propagación de las fracturas en subsuelo hasta cuerpos con agua dulce cerca de la superficie.
Junto con el agua se utilizan aditivos químicos cuales aun no se encuentran controlados en todos los países por ejemplo en los Estados Unidos si ´poseen una legislación como lo refuerza la siguiente cita:
se encuentra actualmente legislada en casi todos los países donde se realiza, en Estados Unidos bajo la iniciativa FRAC FOCUS y en Europa mediante la normativa REACH , sigue siendo un tema de controversia. En Ecuador no existe regulación específica” incluso otros países pueden poseer este mismo problema de regulación. (Bustos 2013, p.11).
Para poder entender los intereses de Latinoamérica y específicamente de los Estados Unidos con el llamado fracking debemos comprender primeramente los antecedentes de la periodización demarcada (2005-2015) y qué ha sucedido en el marco global para que estos intereses se reafirmen.
Primeramente, cabe recalcar que el papel de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) juega un papel fundamental en el marco de las políticas internas de Estados Unidos y Latinoamérica, a razón de la crisis petrolera sufrida en los años 70. Esta crisis fue producida por la misma OPEP, la cual causó el embargo de venta de crudo a occidente, en la cual se encuentra Estados Unidos y Latinoamérica.
Ahora, según el autor Cyrus Bina en su texto "Internationalization of the oil Industry", Estados Unidos es el menor productor de petróleo en el mundo para finales de los años 60, como lo indica la tabla siguiente tomada del texto:
Tomado de: Bina, Cyrus. 1988. “Internationalization of the Oil Industry: Simple Oil Shocks or Structural Crisis?”. Review (Fernand Braudel Center) 11 (3). Research Foundation of SUNY: 329–70. http://www.jstor.org/stable/40241100. p 359
Ante esto, podemos observar que es claro que la crisis petrolera del 73 le afectó profundamente a Estados Unidos, con una producción mucho menor a los países pertenecientes a la OPEP (tope de la tabla).
Ahora, partiendo de otra premisa dada por Bina, vemos que no sólo es Estados Unidos el que menos barriles de petróleo produce en esta época, sino el que le es más caro producirlo, como es demostrado dentro del texto, le cuesta alrededor de $3700 (entre los años 1960-1972), mientras que en Libia, y Arabia Saudí cuesta $200, es decir, la producción más barata y eficiente sigue estando en manos de los países de la OPEP (Bina 1988. p.340).
Sumado a esto, hay que tomar en cuenta que la crisis fue un tema no de faltante de petróleo en el mundo sino de una decisión por parte de estos países por elevar los precios del mismo. Y dio resultado, como se expresa de nuevo en el texto, hubo un aumento con respecto al año 1971 de un 215.4%(Bina. 333). Lógicamente bajando la demanda nacional por el petróleo. Tema que se acentúa en la siguiente crisis petrolera de 1979, en la cual se duplica el precio del barril (Panikar 1991. p.479).
Esto causando una nueva baja en la demanda del petróleo, en la cual el autor P. G. K. Panikar habla sobre que para el caso concreto de India, esta no bajó su consumo anual de energía de ningún tipo. Ya que el modelo implementado en India durante estas dos crisis mencionadas fue el de un mejoramiento e incremento de la producción nacional(Panikar 1991. p.479).
De ahí el posible interés que surja en los Estados Unidos por una búsqueda de fuentes nacionales de energía, para primero, no depender de entidades internacionales para abastecer su mercado interno, en segundo lugar, al no depender de ellos, estas no pueden controlar de forma antojadiza el precio de la energía y en tercer lugar, suplir una posible crisis futura de petróleo, como lo tiene contemplado Panikar al final de su texto, el petróleo no es ni "sostenible ni estable" (Panikar 1991. p.481) dando a entender que hay crisis venideras en el futuro.
Ante esto, la perspectiva de Adrián Lajous sobre la situación del gas natural en Norteamérica en los últimos años es bastante valiosa. Ya que con esto dicho con anterioridad, del interés por parte de Estados Unidos por la inversión en el gas natural, Lajous menciona que la meta de los Estados Unidos es ser exportadores netos para el 2021 (Lajous 2012. p.659), es decir, autosuficientes.
Por otro lado, en Latinoamérica, y más específicamente en México, existe la posibilidad de un mercado de venta de gas natural para surtir la demanda de electricidad, para las industrias y residencias (Lajous 2012. p.664). Con esto, habla el autor, que puede ayudar a la industria manufacturera de sobremanera ya que el precio de la energía que utilizan este tipo de industrias vendría del gas natural, cuyo precio en estos momentos está bajo y se bajarían los costos de producción, y por otro lado, los costos de transporte se elevan, dando un proteccionismo a las empresas nacionales (Lajous 2012. p.685).
Ahora bien, este modelo puede emplearse en el resto de Latinoamérica, ya que si está proyectado que para el 2021 Estados Unidos sea autosuficientes y exportadores en gas natural y México ya tenga su infraestructura montada, los intereses latinoamericanos en el fracking y en la búsqueda de otras fuentes de energía (menos los países exportadores de petróleo, llámese Venezuela y quizás Trinidad y Tobago). Modelo que, como menciona Lajous, puede beneficiar no solo en asuntos de competitividad de extracción y de distribución (Lajous 2012. p.693), sino que también se buscarán mejores soluciones a energías renovables.
Así como también, se reducirá el impacto ambiental, ya que, como se menciona en el texto llamado "Hydraulic Fracturing: Paving the Way for Sustainable Future?" habla que, pese a que no esté totalmente demostrado, en la teoría, el metano cuando es quemado, produce menos CO2, NOx, SO2 y emisión de partículas cuando hace combustión (Jiangang et al, 2014. p.1).

Capítulo II
Relaciones entre gobiernos y
compañías dedicadas a la fracturación hidraúlica.

Los gobiernos han promovido el fracking sin importar el costo medioambiental generado a partir de dicha actividad y el impacto para los ciudadanos, los sectores ecologistas responsabilizan a las compañías dedicadas al fracking de provocar pequeños temblores en la escala de 1,5 a 2,2 (en la escala sismológica de Richter) en países como Estados Unidos el Reino Unido, de este modo se retoma el debate WFAA Staff (2015, sp) sobre si la extracción realizada por compañías debe vulnerar la seguridad de las personas. La extracción petrolera y de gas es permitida en múltiples países y los permisos se dan sin que medien los estudios de impacto ambiental necesarios para ello. Los mantos acuíferos también han sufrido los impactos de la perforación y el mal manejo que han dado algunas compañías a los suelos.

En efecto, la fisura y penetración de la tierra implica en no pocas ocasiones que se contaminen los mantos acuíferos pues en el proceso de perforación y extracción se suelen dar filtraciones que afectan el subsuelo debidos a un tratamiento inadecuado y un negligente proceso de revestimiento de los ductos por donde sale el gas, explicado en (Robles 2014, sp) y (Mooney 2015, sp). Esta técnica se ha dado con mayor empuje desde el año 2000 cuando varias empresas en Estados Unidos optan por la perforación como forma de obtención a gran escala y se ha ido expandiendo a otros países como Canadá, Reino Unido, Francia, España, Italia, México y Argentina.

La extracción de gas del subsuelo se ha visto como un negocio rentable y los países lo han privilegiado en favor de una pretendida seguridad energética (Mooney 2015, sp). Aunque recientemente se ha cuestionado la rentabilidad de la técnica, por ejemplo David Einhorn director y miembro fundador de una compañía dedicada a la perforación hidraúlica habría asegurado en una conferencia impartida en New York que estas empresas no valen nada en razón del impacto ecológico que generan y la poca rentabilidad a mediano y largo plazo (Einhorn 2015, presentado en el Economista de España, sp).

El inversionista, líder de la firma Greenlight Capital habría criticado abiertamente a empresas como Pioneer Natural Resources por su inversión en la bolsa de valores, desencadenando una pérdida de 5% en Wall Street. Einhorn finalmente insistió en la idea de invertir directamente en materias primas como el petróleo. Lo curioso de la crítica de David Einhorn es que la crítica hacia la sostenibilidad haya salido de los propios inversionistas. Sin embargo la controversia seguirá y sobra especificar que las licencias de explotación del subsuelo se conceden con suma facilidad por los Estados. El pronóstico de Einhorn es que de las 41 empresas instaladas en Estados Unidos al menos un 50% deban vender sus acciones en el mediano plazo, de hecho a inicios del 2014 había 61 empresas que progresivamente se movieron hacia otros sectores o se fusionaron con otras.

En un análisis más crítico, sería extraño pensar en que 20 empresas van a reportar pérdidas millonarias en cadena. Especialistas en el área como Alejandro Bianchi (2015, sp) propoponen que esta podría ser una estrategia para obligar a las compañías a fusionarse en consorcios más sólidos, o reducir el número de competidores en dicho mercado, sin que esto represente una modificiación en las actividades de explotación de los suelos. Se habla de una crisis figurada para llevar a la quiebra controlada a algunas empresas dedicadas a la actividad, aunque por supuesto es una hipótesis que requeriría verificación.

Como reseña Juan Carlos Muñoz (2014, sp) para el caso de España, las conexiones de los consorcios participantes pasan por empresas ligadas de una u otra forma a los mismos funcionarios del gobierno, por ejemplo: SHESA (Gobierno Vasco) , BNK Petroleum (George Soros), Heyco (familia Yates), San Leon Energy (George Soros) y R2 Energy Montero Energy (Ian Telfer), que fue absorbida por San Antonio Ventures en agosto de 2014 y rebautizada como Renaissance Oil Corp.

De este modo, se constata la complejidad de poder seguirles la pista, basta con que cambien el nombre o presenten otro representante legal, el punto principal de todo es que un Estado promedio, como los latinoamericanos o el mismo caso español, en la mayoría de las ocasiones no se dispone de los recursos, ni se tienen los mecanismos vigentes para establecer un control estricto de a las compañías que se dedican a las actividades de fisura y extracción de los suelos.
Más aún, en caso de querer nacionalizar el recurso o imponer sanciones por contaminación ambiental, el Estado en cuestión tendrá que pagar sumas millonarias por indeminzar al consorcio y haber impedido el comercio y la libre ejecución de sus actividades a partir de la extracción, en ese caso son las sanciones de la Organización Mundial del Comercio las que se aplican (Muñoz 2014, sp), más aún, estos consorcios en la mayoría de los casos son exonerados de sus cargas fiscales bajo la promesa de la generación de empleos directos, pero el costo para las naciones que reciben a estas compañías es demasiado comparado con los beneficios que genera el consorcio dicho .

También en España, Muñoz expone el caso de Shale Gas España (SGE) quien ha impulsado campañas agresivas en los medios de comunicación para mostrar una imagen favorable del fracking ante la reacción de rechazo de más de 50 comunidades de Cantabria, Cataluña, Navarra y Burgos en contra de estos proyectos.. Otros grupos como BNK Petroleum, Heyco, R2 Energy, Hidrocarburos de Euskadi y San Leon Energy mantienen fuertes intereses en la zona y no están dispuestos a ceder tan fácilmente (Muñoz 2014, sp).

La Unión Europea ha entrado de lleno en el debate de la fracturación hidráulica, llena de conocimientos acerca de las posibilidades reales de explotar sus recursos internos para que de esa forma pueda minimizar la dependencia energética. En el 2011 fue publicado un comunicado de la Comisión del Parlamento Europeo donde se analizaron los retos planteados por el cumplimiento del objetivo de descarbonización de la UE y, simultáneamente, la garantía de la seguridad del abastecimiento energético y la competitividad.

En ella se observa que el gas de esquisto bituminoso y otras fuentes de gas no convencional podrían remediar al menos, parcialmente el problema de la dependencia energética, aunque la Comisión muestra su cautela en este punto, ya que Europa está dando aún sus primeros pasos en esta industria” (Sández 2014, sp).

Un ejemplo de lo anterior mencionado se presenta en Francia donde expertos afirmaban que los depósitos de gas de esquisto de este país podían ser explotados, e incluso los intentos de insertar un tubo a varios kilómetros bajo tierra para poder extraer los hidrocarburos se estaba llevando a cabo hasta que hubo una conciencia ambiental mucho más amplia.

Ya en 2012, el Parlamento Europeo aprobó dos resoluciones no legislativas referentes, respectivamente, a las repercusiones medioambientales de la extracción de gas y petróleo de esquisto y a los aspectos industriales, energéticos del gas y del petróleo de esquisto” (Sández 2014, sp).

Continuando con el ejemplo de Francia debido a las repercusiones ambientales que se estaban analizando y las protestas de gran parte de la población (54% de quienes saben lo que es el fracking lo rechazan, y solo el 9% apuestan por su desarrollo), se convirtió el primer país en prohibirlo, dicha prohibición supuso la retirada de una serie de permisos de explotación ya concedidos y frente a esta decisión la empresa texana Schuepbach (una de las empresas concesionarias) interpuso una denuncia ante el tribunal constitucional francés.

Los principales problemas que se alegan para prohibir la técnica de la fractura hidráulica son: la elevada cantidad de agua que requiere el proceso, la contaminación de acuíferos subterráneos, y la presencia de químicos en el fluido de fractura con riesgos sobre la salud reconocidos.

Ante esta situación y la alarma de diferentes grupos sociales, recientemente la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo solicitó un estudio sobre el impacto de la extracción del petróleo y gas de pizarra mediante la técnica de fractura hidráulica sobre el medio ambiente y la salud humana. El estudio ha sido elaborado por el Instituto Wuppertal para el Clima, el Medio Ambiente y la Energía. En el informe se presenta la siguiente conclusión:

En unos tiempos en que la sostenibilidad es la clave de futuras operaciones, se puede cuestionar si la inyección subterránea de productos químicos tóxicos se debería permitir, o se debería prohibir, ya que tal práctica podría restringir o excluir cualquier uso posterior de la capa contaminada, y los efectos a largo plazo no han sido investigados. En un área activa de extracción de gas de pizarra, se inyectan entre 0,1-0,5 litros de productos químicos por metro cuadrado. Esto se ve poco justificado, ya que los yacimientos potenciales de gas de pizarra son demasiado pequeños para tener un impacto sustancial en la situación del suministro del gas europeo. Los privilegios actuales para la exploración y extracción de petróleo y gas deberían ser reevaluados en vista del hecho de que los riesgos y cargas medioambientales no son compensadas por su correspondiente beneficio potencial ya que la producción específica de gas es muy baja.”(Parlamento Europeo 2011, sp).

En Alemania un proyecto de ley para prohibirlo fracasó, pero el estado de Renania del Norte-Westfalia, el más rico en este recurso, declaró una moratoria; en el Reino Unido se levantó una moratoria en diciembre pasado y en los Estados Unidos se mantiene el debate, ya que la situación depende de cada estado como por ejemplo el estado de Vermont que fue el primero que prohibió la práctica, pero varios estados decidieron impedir su uso hasta tener pruebas de que no es altamente dañino para el medio ambiente como es el caso de Nueva York.

En otros países como Vasco, la ley no fija un veto genérico, sino que establece trabas partiendo de distintas normativas sectoriales; el escrito enviado por el gobierno reconoce que no se establece de forma expresa una prohibición absoluta de exploración, investigación del hidrocarburo mediante la técnica del fracking, pero sí una prohibición de tipo general relativa de los terrenos clasificados como suelo no urbanizable cuando pueda tener efectos negativos; el gobierno cree que, en la práctica, se podría considerar una previsión absoluta.

La Estrategia Energética Nacional Italiana (2013) señala que Italia es muy dependiente de las importaciones de energía, pero cuenta con abundantes reservas de gas y petróleo. En aras de reducir el enorme coste que supone para el Estado la factura energética nacional y generar un impacto positivo en la seguridad de su abastecimiento, el Gobierno italiano se ha fijado como objetivo prioritario desarrollar la producción nacional de hidrocarburos.

El Gobierno aclara en la propia Estrategia que esta meta no debe ser alcanzada de cualquier manera. En efecto, la producción debe ser sostenible, esto es, obrando con la mayor diligencia desde un punto de vista medioambiental, para prevenir potenciales riesgos. Habida cuenta de esta preocupación, el Gobierno señala que se descarta llevar a cabo proyectos en áreas sensibles terrestres o marítimas y, en particular, los relativos al gas de esquisto” (Sández 2014, sp).

En el 2010 se alcanzó uno de los niveles máximos en la producción de petróleo, la carrera por apropiarse de los recursos energéticos en cada país pareciera no tener límites. Un pozo de fracking tiene una vida útil de unos 6 años, sin embargo ni los peligros de contaminación medio ambiental, ni las externalidades parecieran impedir que las empresas se instalen incluso con regímenes de excepcionalidad fiscal, dejando a la vista contratos dudosos y casos de amiguismo sin precedentes.

De este modo autores como Mooney (2015, sp) se refieren al creciente interés de las compañías y consorcios por instalarse en las naciones de América del Sur, los debates sobre sostenibilidad y la falta de regulación efectiva y establecimiento de controles de calidad por parte del sector gubernamental seguirán siendo puntos débiles para la mayoría de naciones latinoamericanas, de cara a esta vorágine transnacional deseosa de recursos vírgenes para su explotación, sin velar para la mayoría de los casos por la sostenibilidad de los ecosistemas relacionados en la actividad..

Bianchi (2014) desde un activismo más contestatario, acusa abiertamente lo que él considera las falacias del discurso populista de la presidenta Cristina Kirchner en la Argentina y hace un repaso del contexto social e histórico que precedieron al otorgamiento de cláusulas inauditamente favorables y excepcionales para las compañías explotadoras de gas y petróleo como es el caso de Chevron, más aún, el autor afirma que todos estos acuerdos y concesiones se dieron de espaldas al pueblo, en lo que representa una de las páginas más negras para ese país.

Situación similar para caso mexicano y la corrupción que dio al traste con la mítica ‘Expropiación Petrolera’ de Lázaro Cárdenas y con la estabilidad de la empresa nacional Pemex, en el contexto de las reformas energéticas, esta situación es reseñada en The Economist, en el artículo ‘On shaky ground’ se critica la decisión del gobierno de México, que a partir del año 2014 permitiría a empresas privadas extraer petróleo en el país y otros recursos como el gas natural.
Capítulo III
Consecuencias e Impacto Ambiental
Derivado de la perforación profunda (FRACKING)


Es bien sabido que las actividades realizadas por el ser humano para la extracción de hidrocarburos no tradicionales, en su mayoría resultan nocivos para el medio ambiente y en la mayoría de ocasiones también para el propio ser humano. En el caso del fracking, este no se queda atrás ya que al ser un proceso en el cual intervienen directamente en la corteza terrestre además de la utilización de una gran variedad de químicos, es lógico que existirá un impacto en el medio ambiente; de este impacto y de sus consecuencias es de lo que se desarrollara en el presente capitulo.


La extracción hidráulica o también conocida como fracking en ingles hace referencia según Aguirre (SF) a


aquella práctica que se realiza con el objetivo de extraer gas o petróleo no convencional que se encuentra atrapado en las rocas madre. Dichas rocas se encuentran aproximadamente a dos kilómetros de profundidad .Se perfora la tierra inyectando agua, arena y más de 260 químicos” (Aguirre, SF, p.1)
Así también, Aguirre menciona los pasos del proceso los cuales son seis:
  • Plataforma de perforación
  • Proceso de perforación vertical.
  • Perforación horizontal del yacimiento.
  • Fase de terminación.
  • Liberación de los recursos no convencionales (petróleo y gas) .
  • Reclamo del recurso. (Aguirre, SF p.2)

Al ser un proceso en el cual se interviene directamente la superficie terrestre y se da la utilización de una gran cantidad de químicos de los cuales según Aguirre (p.1)y el Informe de 2011 de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Publica y Alimentaria del Parlamento Europeo, la mayoría son sustancias tóxicas, alergénicas, mutágenas y carcinógenas; es lógico y evidente que se tendrán que manifestar consecuencias negativas tanto en el medio ambiente como en los seres vivos que habiten en territorios cercanos a donde se realicen este tipo de actividades. No es por nada que países como Francia y Bulgaria, y varios gobiernos locales de diferentes partes del mundo hayan tomado la decisión de prohibir el Fracking hasta que se tenga más información acerca de los riesgos que este proceso conlleva (Bachetta 2013, sp).
Existen diversas producciones y artículos los cuales abordan las consecuencias y el impacto ambiental que produce o que puede producir la implementación del uso de la técnica del Fracking y en las cuales se abordan de manera muy general; sin embargo creemos que la división de estos impactos presentada por Aguirre (sf); abarca de una forma bastante completa los ámbitos en los cuales se pueden identificar estos impactos. A continuación se abordaran brevemente cada uno de estos.


  • Contaminación de los acuíferos por los fluidos vertidos, tanto a aguas superficiales como subterráneas.


El proceso de fracking utiliza para la extracción de los hidrocarburos una gran cantidad de agua mezclada con las sustancias mencionadas anteriormente (en su mayoría tóxicas, alergénicas, mutágenas y carcinógenas) de la cual, según estudios realizados por el Centro Tyndall
solo se devuelve a la superficie entre un 15% y un 80% de la mescla, lo cual pone de manifiesto que por lo menos un 20%, siendo optimistas se desvía de alguna forma, y esta forma es mediante la filtración que se da a la tierra por medio de las fracturas producidas y de la tierra se contaminan los mantos subterráneos que abasten de agua potable a la población” (Aguirre, SF, p.3)


Esta es una de las consecuencias más preocupantes debido a la dependencia de todos los seres vivos con el agua; y si de esta forma se están contaminando las fuentes de agua potable que tendremos que utilizar en un futuro no lejano, tendremos que enfrentar serios problemas.
  • Emisiones a la atmósfera.
Con respecto a las emisiones, Aguirre (sf) aclara que estas se dan como parte de la última etapa del proceso de fracturación en el cual se deben comprimir los combustibles extraídos los cuales también contienen componentes no deseados como lo son el metano, dióxido de carbono e hidrocarburos (Aguirre, SF, p.4) los cuales se representan como importantes agentes del efecto invernadero.
  • Contaminación al suelo
El suelo se ve perjudicado tanto por los derrames y filtraciones de los químicos utilizados antes, durante y después del proceso; así como los posibles escapes que se puedan dar durante el transporte y almacenamiento de estos. Al entrar en contacto directo estos químicos con los suelos afectan directamente a la gran cantidad de seres vivos presentes en estos, así como también afectarían de manera directa e importante la fertilidad de estos, lo que en un futuro no muy lejano también significaría un gran problema para el ser humano.
  • Repercusiones al paisaje.
Al ser este tipo de procesos de un alto nivel industrial, se necesitan gran cantidad de espacio así como materiales para la construcción de las estructuras necesarias para la perforación y extracción del gas y petróleo. Según Aguirre:
Las estructuras que se construyen para el fracking, ocupan alrededor de 1.5 hectáreas a 2 hectáreas, y los pozos están distribuidos con una distancia entre ellos de 1.25-3/km2” (Aguirre, SF, p.4)
Es así como en territorios donde existen gran cantidad de estas estructuras y pozos, es inevitable que no se dé un importante cambio en las características del paisaje.






  • Movimientos sísmicos
En este caso existen opiniones encontradas ya que algunos piensan que el proceso no es lo suficientemente potente para causar movimientos sísmicos. Aun así está comprobada la creación de “mini-sismos” los cuales, según Aguirre, se dan debido a


la inyección presurizada de la mezcla de fracking , esto porque la pizarra es un elemento sumamente frágil , este material se rompe para permitir la liberación de los hidrocarburos y por lo tanto al ser tan frágil, rompe con facilidad y colapsa, lo que causa simultáneamente, movimientos involuntarios en las demás placas”(Aguirre, SF, p.5)


Movimientos que de una u otra forma podrían provocar daños, ya sean temporales o permanentes en los ecosistemas cercanos a los procesos del Fracking.


  • Productos químicos y radioactivos.
Esto debido a como se mencionó anteriormente, la gran cantidad de químicos y materiales utilizados durante el proceso de extracción; y que luego quedan dispersos, ya sea en el aire, el agua o los suelos de las zonas cercanas en las cuales los procesos del fracking se llevan a cabo. Aguirre cita el ejemplo de un reporte investigativo del New York Times del 2011 en el cual
se encontró que cerca de tres cuartos de los 240 yacimientos que existen en Pennsylvania y Virginia del este y que fueron estudiados , se encontró que los mismos contenían, residuos de agua con elementos radioactivos, en 116 yacimientos sobrepasaban el límite impuesto por la EPA en un 200 por ciento, para residuos radioactivos en el agua potable y 15 de ellos los sobrepasaban muy por lo alto rosando las cifras de cuatro dígitos” (Aguirre, SF, p.5)


A grandes rasgos se puede observar y deducir que la extracción de hidrocarburos por medio de la técnica de fracturación hidráulica o Fracking deriva en grandes y muy probablemente irreversibles consecuencias tanto en el medio ambiente como en el ser humano; y que no solo afectan a quienes actualmente habitamos el planeta; sino que evidentemente afectaran a las futraras generaciones. en muchos países se ha detenido o prohibido la implementación de este tipo de actividades ya que expertos aseguran que existen gran cantidad de riesgos ambientales que todavía se desconocen; pero aun así, muchos países están en etapas de prueba con este tipo de actividades, movidos principalmente por intereses económicos los cuales como siempre buscan el beneficio de pocos sin importar cuál sea el costo de estos beneficios y ganancias.


Bibliografía Comentada

1. América del Sur. Próximo destino para el Fracking. Condiciones para la extracción y perforación de los suelos en un marco gubernamental atípico de sostenibilidad del entorno para el manejo del petróleo y del gas natural (Original en inglés, Mooney).

El artículo reseña cómo América del Sur está siendo percibida como un potencial centro para la fracturación hidráulica dentro de un ámbito normativo y de sostenibilidad. América del Sur posee condiciones propicias para la explotación de gas y petróleo en los depósitos marinos del Valle Magdalena y las cuencas de los Llanos en Colombia, además de las cuencas de Maracaibo o Catatumbo de Venezuela y Colombia. Actualmente América del Sur se debate entre los enfoques sobre regulación gubernamental de hidrocarburos y los esquemas de propiedad sobre los recursos minerales.

2. En un terreno inestable. (Original en inglés, On shaky ground: The Economist).

El artículo se centra en la creación de la industria del petróleo de esquisto en México en 2014. Los temas incluyen el uso de la fracturación hidráulica ( fracking ) en México, en la extracción de petróleo de esquisto , la decisión del gobierno mexicano para permitir a empresas privadas extraer petróleo en el país, en si la producción de petróleo de esquisto conducirá a reformas energéticas en el país.

3. Posible vínculo terremoto-fracking esbozado para los legisladores de Texas. (Original en inglés, WFAA Staff).

Varios terremotos recientes (enjambres de terremotos) en Texas han sido asociados directamente al fracturamiento hidráulico y la extracción de gas de esquisto. Se presenta el dilema sobre si la extracción realizada por compañías debe vulnerar la seguridad de las personas. Por otra parte, se argumenta que no es posible determinar una correlación entre ambos fenómenos y se plantea la realización de un estudio. En la audiencia ante los diputados locales se cuestiona además el trato de aguas residuales derivadas de la actividad extractiva y el tipo de regulación y controles que deberían darse a las actividades.

4. La maldición de la nueva promesa petrolera (Alejandro Bianchi).

Desde la perspectiva del autor es el petróleo el que mueve al mundo y ha sido motivo de guerras desencarnadas entre países y empresas En el caso argentino es el descubrimiento de la tercera reserva mundial de gas y la cuarta en petróleo en Vaca Muerta llevaron a la presidenta Cristina Kirchner a expropiar YPF y firmar un acuerdo secreto con Chevron en el que se le otorgarían cláusulas favorables excepcionales.

5.Impacto social y ambiental del fracking. (Benjamín Robles).

El presente artículo trata sobre la importancia respecto a que los mexicanos se informen sobre las implicaciones del fracking, además el autor expresa que se debe tener un análisis crítico para poder tomar buenas decisiones que le convengan al país; el artículo es relevante para nuestra investigación ya que nos brinda amplia información sobre la explotación de una serie de recursos y nos habla de algunos impactos que se presentan como consecuencia de este.

6.Geopolítica del fracking. Impactos y riesgos ambientales (Victor Bacchetta).

En este artículo de Víctor Bacchetta se analiza la extracción del petróleo y gas, comenzando con una leve y concisa explicación sobre este procedimiento; el autor le da un gran enfoque a la parte ambiental afectada por la fractura hidráulica, es decir, a la gran huella de carbono que este dejara y por ende una enorme contaminación del agua y el suelo.



7. Fracking Argentina. Informe técnico y legal sobre la fracturación hidráulica.

El artículo se enfatiza en la explicación del fracking, cual es la tecnología utilizada y principalmente los riesgos sociales que conlleva en el gobierno Argentino; los autores por medio del artículo desean promover un debate constructivo y la opinión de la mayoría del pueblo sin ningún tipo de exclusión. Por otro lado se menciona que para el gobierno Argentino se puede manejar o minimizar el impacto ambiental pero alrededor del artículo se extiende información de relevancia sobre los impactos como el uso indiscriminado del agua.

8.El Fracking: Impactos ambientales y socioeconómicos

En este artículo la autora habla de los impactos que ocasiona la fractura hidráulica y los separa en seis: a) contaminación de los acuíferos b) emisiones a la atmósfera contaminación al suelo d) repercusiones al paisaje e) movimientos sísmicos f) productos químicos y radioactivos. Para la autora hay mucha diversidad de opiniones con relación al tema, por lo que recomienda un principio de precaución.

9.Nuevas perspectivas del gas natural en México. Por Adrián Lajous.

Este artículo destaca, la problemática con los precios que ha sufrido el gas natural en Norteamérica. Así como dar un balance sobre la situación de dicho gas en México, su papel protagónico con respecto al desarrollo manufacturero y su relación con el norte. Toca el tema de la competitividad a razón de ganancia de capital y no de impacto ambiental a futuro, tema que puede interesar a los inversionistas de una forma más rápida y eficaz. Y finalmente habla sobre retos de transporte y su relación con los Estados Unidos de América. Texto beneficioso para el trabajo ya que toca temas de impactos sociales, económicos y políticos en varios lugares de interés (México y los Estados Unidos de América).

10.Changing the Prospects for Natural Gas in the United States. Por W.M. Burnett y S.D. Ban.

El texto habla sobre las ventajas que tiene la utilización del gas natural a nivel de extracción, medio ambiente, producción, energía y a nivel tecnológico. Esto, dando hincapié a que el cambio de medios energéticos es posible y viable, principalmente para la solución de producción de electricidad en los Estados Unidos de América. Esto, marcando un impacto en la sociedad más contaminante del mundo, cambiando la gasolina por el gas natural reduciría de gran manera el impacto que tiene esta sociedad en el planeta. Por otro lado, presenta soluciones cercanas a problemas como la combustión interna de los automóviles diesel, que pueden ser modificados a utilizar gas natural, lo cual contamina menos. Básicamente habla de una propuesta energética nueva para dentro de los E.U.A. desde el año 1989.

11.Transportation Impacts of Fracking in the Eagle Ford Shale Development in Rural South Texas: Perceptions of Local Government Officials. Por Dianne Rahm, Billy Fields y Jayce L. Farmer.

Este paper habla sobre el impacto del fracking en el sur de Texas y en distintos condados de E.U.A. con respecto al transporte de materiales y materia. Basa su argumento en una encuesta enviada a distintos condados que tienen perforaciones hidráulicas. Y concluye que hay una correlación entre las zonas con dichos trabajos y un alto deterioro de las calles y un alto índice de accidentes de tránsito. También hace referencia al gasto ambiental que representa dicha práctica, donde explica el proceso de fracturación hidráulica, con la utilización de millones de galones de agua para extraer dicho gas.




12.Hydraulic Fracturing In The United States And The European Union: Rethinking Regulation To Ensure The Protection Of Water Resources. Por Mark Weinstein.

El artículo menciona los efectos negativos que tiene esta práctica en el agua de los lugares que utilizan esta práctica y hace una comparación entre E.U.A. y la Unión Europea. Que si bien esta última no se encuentra dentro de las zonas delimitadas del trabajo, muestra como una entidad de naciones grande se enfrenta a estos problemas ante la potencia económica mundial del momento. Y de esta comparación surge un balance de cómo mejorar las prácticas de ambos actores con respecto a lo que tienen hoy día. De paso menciona las regulaciones con las que se cuenta, mostrando la efectividad que se tiene ante el aspecto del fracking en el país.

13. Fracking: una fractura que pasará factura. Urresti, A., & Marcellesi, F. (2012).

El presente artículo hace referencia a aspectos generales del procedimiento conocido como fracking o extracción hidráulica, especificando así cada etapa del procedimiento. Así también hace referencia a los principales impactos de este; entre los cuales menciona:
1. Riesgos durante la perforación 2. Contaminación del agua
3. Riesgo químico de los aditivos 4. Contaminación del aire
5. Terremotos 6. Efecto invernadero
7. Ocupación de terreno

14. Revolución energética. Fundación Ciudadanía y Valores. Cohen, I. (2014).

En esta publicación se hace referencia a la revolución energética y a la conjunción e interacción de diversos factores como lo son la tecnología, los empresarios, los precios y el sector público. También hace referencia al paisaje energético que se está dando en diversas partes del planeta y sus principales transformaciones en los últimos años, vinculándolos así, con la ciudadanía y los valores, lo cual es un punto de vital importancia a tomar en cuenta.

15. “El Fracking: Impactos ambientales y socioeconómicos”. Aguirre, C. L. V.

En la presente publicación se abordan los aspectos más generales del fracking de forma introductoria. También se mencionan aspectos en relación con el impacto ambiental y socioeconómico en los lugares donde se desarrollan este tipos de procedimientos; dando también una pequeña explicación de cada uno de estos impactos para un mayor entendimiento por parte del lector.

16. La obtención de gas esquisto mediante fracturación hidráulica (fracking): un análisis coste-beneficio para un tratamiento regulatorio adecuado. Revista aragonesa de Administración Pública, Marcos, C., & Ignacio, J. (2014).

Este artículo aborda el tema del fracking en la unión europea y de las medidas que se han tomado con relación a su legislación. Aspectos como su prohibición, costos y beneficios, inversiones, estructura y regulación del mercado, impactos y riesgos sociales, costes sociales y demás; que aunque directamente no hacen referencia a nuestra zona de estudio, pueden servir para comparar, debatir, encontrar diversas opiniones, entre otras.

17. Estudio de Viabilidad Ecológica de la tecnología de fracturación hidráulica (Hernández Manuel ).
Este documento posee un análisis del impacto ambiental, los pro y los contra de la fracturación hidráulica además que menciona los efectos y factores económicos del mismo, poniendo como ejemplo a una potencia como los es Estados Unidos.

18. Fracking para la obtención del gas de esquisto. (Consejo Asesor del Medio Ambiente).

Este artículo, menciona como se obtiene el gas esquisto pero la importancia de este es que explica el daño ambiental producido por el Fracking en el suelo y el daño ambiental que se producen con estas prácticas.

19. Pasivos Ambientales e Hidrocarburos en Argentina (Rodríguez Diana y Buruca Andrea).

Los autores de este artículo se enfocan en argentina, en el ámbito ambiental, además menciona las leyes ambientales y junto con la negociación de petróleo que se da en el año 2008.

20. Aplicación de la Fracturación Hidráulica en la cuenca del Oriente Ecuatoriana. ( Bustos Jairo).

En la tesis el autor hace un estudio de los beneficios de fracking en Ecuador, además se menciona los daños ambientales que se podrían dar en conjunto con la historia del petróleo en Ecuador, y da un gran énfasis al equipo que se utiliza en el fracking .


Referencias bibliográficas
Aguirre, C. L. V. (SF). El Fracking: Impactos ambientales y socioeconómicos. Universidad de Toulouse. Recuperado de

Bacchetta, V. (2013). Geopolítica del fracking. Impactos y riesgos ambientales. Nueva Sociedad. Recuperado de http://132.248.9.34/hevila/Nuevasociedad/2013/no244/5.pdf [Consulta 17 set. 2015].

Bianchi, A. (2015). Argentina Saudita: La maldición de la nueva promesa petrolera. Buenos Aires: Penguin Random House Grupo Editorial Argentina.

Bina, C. (1988). Internationalization of the Oil Industry: Simple Oil Shocks or Structural Crisis? Review (fernand Braudel Center), 11(3), 329–370. Retrieved from http://www.jstor.org/stable/40241100 [Consulta 4 oct. 2015].

Burnett, W. M. y S. D. Ban. (1989). Changing Prospects for Natural Gas in the United States. Science New Series, Vol. 244, No. 4902. pp. 305-310. American Association for the Advancement of Science. Recuperado de http://www.jstor.org/stable/1703251 [Consulta 4 oct. 2015].

Bustos. J. (2013). Aplicación de la Fracturación Hidráulica en la cuenca del Oriente Ecuatoriana. Tesis de maestría en ecología Ambiental y Recursos Ecológicos. Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de: http://repositorio.educacionsuperior.gob.ec/bitstream/28000/1198/1/T-SENESCYT-000329.pdf [Consulta 4 de octubre 2015].

Cohen, I. (2014). Revolución energética. Fundación Ciudadanía y Valores. Funciva, 210(10). Recuperado de:

Consejo Asesor del Medio Ambiente.(2013). Fracking para la obtención del gas de esquisto. sachverständigenrat für umweltfragen. Alemania. Recuperado de: http://verdealsur.com.ar/tmp/Fracking%20zur%20Schiefergasgewinnung%20trad%20Hilda%20Muchow-Wehrendt%202013.pdf [Consulta 17 set. 2015].

Hernández. M. (2014). Estudio de Viabilidad Ecológica de la tecnología de fracturación hidráulica. Tesis Ingeniero en Minas. Universidad Politécnica de Madrid. Recuperado de: http://oa.upm.es/32794/1/PFC_Manuel_Hernandez_Quiros.pdf [Consulta 16 set. 2015].

Jiangang, C., Al-Wadei, M. H., Kennedy, R. M., & Terry, P. D. (2014). Hydraulic Fracturing: Paving the Way for a Sustainable Future?. Journal Of Environmental & Public Health, 1-10. doi:10.1155/2014/656824 [Consulta 4 oct. 2015].

Lajous, A . (2012). Nuevas Perspectivas del Gas Natural en México. Foro Internacional. Vol. 52, No. 3,pp. 658-694. El Colegio de México. Tomado de: http://www.jstor.org/stable/41636544 [Consulta 3 oct. 2015].

Marcos, C., & Ignacio, J. (2014). La obtención de gas esquisto mediante fracturación hidráulica (fracking): un análisis coste-beneficio para un tratamiento regulatorio adecuado. Revista aragonesa de Administración Pública, (43-44). Recuperado de:

Mark, Thiessen. El fracking, un posible peligro para la salud. National Geographic. Recuperado de http://www.nationalgeographic.es/noticias/medio-ambiente/desastres-naturales/el-fracking-un-posible-peligro-para-la-salud [Consulta 2 oct. 2015].

Mooney, L. (2015) South America! Fracking next destination! Aligning Conditions below and above ground for unconventional oil and gas development with a governance and sustainability framework. International Law News, 44(2), 35-38.

Muñoz, Juan C. (2014). Fractura hidráulica, información sobre la extracción de shale gas. Recuperado de https://fracturahidraulica.wordpress.com/quienesta-industria/ [Consulta 15 oct. 2015].

On shaky ground -En un terreno inestable-. (2014, 3 de mayo). En un terreno inestable. The Economist, 411(8885), 32 (Edición Impresa). Recuperado de http://www.economist.com/news/americas/21601518-mexicos-prospective-shale-boom-will-be-long-time-coming-shaky-ground [Consulta 15 set. 2015].

Panikar, P. G. K.. (1991). Oil: From Crisis to Crisis. Economic and Political Weekly, 26(9/10), 479–481. Retrieved from http://www.jstor.org/stable/4397394 [Consulta 15 oct. 2015].

Rahm, D., Fields, B., & Farmer, J. L. (2015). Transportation Impacts of Fracking in the Eagle Ford Shale Development in Rural South Texas: Perceptions of Local Government Officials. Journal Of Rural & Community Development, 10(2), 78-99. Tomado de: http://search.ebscohost.com.ezproxy.sibdi.ucr.ac.cr:2048/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=108763527&site=ehost-live&scope=site [Consulta 4 oct. 2015].

Redacción (2015, 15 de mayo). David Einhorn: Las compañías de fracking no valen nada. El Economista de España. Recuperado de http://www.eleconomista.es/materias-primas/noticias/6684119/05/15/David-Einhorn-Las-companias-de-fracking-no-valen-nada.html [Consulta 31 oct. 2015].

Robles, B. (2014). Impacto social y ambiental del fracking. Organización No al Fracking. Recuperado de http://www.nofrackingmexico.org/libro.pdf [Consulta 17 set. 2015]

Rodriguez. D , Burucua. A. (2015). Pasivos Ambientales e Hidrocarburos en Argentina. Ediciones del jinete Insomne. Argentina. Recuperado de: http://www.opsur.org.ar/blog/wp-content/uploads/2015/07/Libro-Pasivos-Ambientales-web.pdf [Consulta 16 set. 2015].

Sández, J. (2014). La fracturación hidráulica en la Unión Europea: Estado de la Cuestión. Instituto español de estudios estratégicos. Recuperado de: http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_marco/2014/DIEEEM18-2014_FracturacionHIdraulica_SandezArana.pdf [Consulta 19 nov.2015].

Taillant, JD. Roeloffs, A. & Headen, C. (2013). Fracking Argentina Informe técnico y legal sobre la fracturación hidráulica en Argentina. CEDHA. Recuperado de http://wp.cedha.net/wp-content/uploads/2013/10/Fracking-Report-CEDHA-final-24-oct-2013-SPANISH.pdf [Consulta 17 set. 2015].

Urresti, A., & Marcellesi, F. (2012). Fracking: una fractura que pasará factura. Ecología Política, España. Recuperado de http://www.alainet.org/es/active/58164 [Consulta 6 de oct. 2015].

Valdés, C. (2014). El Fracking: Impactos ambientales y socioeconómicos. Madrid: Universidad Complutense. Recuperado de http://www.mufm.fr/sites/mufm.univ-toulouse.fr/files/claudia_lucia_valdes_aguirre.pdf [Consulta 17 set. 2015].

Weinstein, M. (2013). Hydraulic fracturing in the United States and the European Union: Rethinking Regulation To Ensure The Protection Of Water Resources. Wisconsin International Law Journal, 30(4), 881-911. Recuperado de: http://search.ebscohost.com.ezproxy.sibdi.ucr.ac.cr:2048/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=91881794&site=ehost-live&scope=site [Consulta 5 de oct. 2015].

WFAA Staff. (2014, 12 de mayo). Possible earthquake-fracking link outlined for Texas lawmakers. (Posible vínculo terremoto-fracking esbozado para los legisladores de Texas.) Grupo WFAA. Recuperado de http://www.wfaa.com/story/local/2015/09/15/14211026/ [Consulta 15 set. 2015].

Whete, D. (2015). Half of U.S. Fracking Companies Will Be Dead or Sold This Year. Publicada en Bloomberg. Recuperado de http://www.bloomberg.com/news/articles/2015-04-22/half-of-u-s-fracking-companies-will-be-dead-or-sold-this-year [Consulta 15 nov. 2015].


No hay comentarios.: